Abel Amutxategi

Autor de 'Su muerte, gracias' (humor à la Terry Pratchett), ' La tienda del señor Li' (road movie surrealista) y 'Berbontzi' (literatura infantil en euskera). Fiel devoto de Io y Monesvol, mataría a su editor por un buen barco pirata.

Latest posts by Abel Amutxategi (see all)

Después de hablar sobre cómo una correcta definición de nuestros objetivos nos puede ayudar a escalar mejor esa montaña de la que hablaba Neil Gaiman, ha llegado la hora de hablar sobre las tareas.

Y es que asumámoslo: tanto “terminar mi manuscrito en un año”, como “publicar mi libro en dos años”, como “conseguir 20 reseñas en seis meses” son objetivos de gran envergadura.

Por eso recomiendo siempre subdividirlos el tareas más pequeñas, que es precisamente en lo que se basaba aquel plan para escribir un libro en un año que compartí con vosotros hace algún tiempo.

Vamos a ver cómo podríamos conseguir los tres objetivos de los que hablamos en la primera entrada de esta serie:

– Terminar mi manuscrito en un año
– Publicar mi novela en dos años
– Conseguir 20 reseñas en seis meses

¿Qué debería hacer para terminar mi manuscrito en un año?

  • Encontrar la historia que quiero contar en un mes
  • Diseñar las escenas de la novela en dos meses
  • Escribir el primer borrador en cuatro meses
  • Corregirlo en dos meses
  • Recibir las críticas de los lectores beta en un mes
  • Hacer las últimas correcciones en los dos meses restantes

como-publicar-un-libro

¿Y para conseguir publicar mi novela en dos años?

  • Listas todas las editoriales y agencias literarias en las que pueda encajar mi novela
  • Preparar una propuesta editorial atractiva
  • Hacer los envíos
  • Mientras espero, recopilar información sobre crowdfunding y publicación online
  • Si hay respuestas favorables
    • Recopilar información sobre el modo de funcionar de otras agencias y editoriales
    • Comparar el contrato con esa información recopilada
  • Si hay respuestas negativas
    • Comparar todas las opciones de autoedición posibles
    • Corregir el texto con un corrector de estilo profesional
    • Maquetar o mandar maquetar el libro
    • Diseñar o mandar diseñar su portada
    • Elegir imprenta

Es mucho trabajo, pero recordemos que esas tareas podrían dividirse en subtareas hasta hacer de estas subtareas algo fácilmente acometible.

Como decía el recientemente fallecido Terry Pratchett en una de sus novelas, “La manera de afrontar una tarea imposible era dividirla en varias tareas sólo extremadamente difíciles, y dividir cada una d éstas en una serie de trabajos muy arduos, y cada uno de ellos en asunto delicados, y éstos a su vez en…“.

No me parece un mal método 😉

Por último, ¿cómo intentaríamos conseguir 20 reseñas?

  • Preparar una nota de prensa atractiva
  • Buscar medios y blogs a los que, por temática, pueda interesar la novela
  • Preguntarles CON EDUCACIÓN (destaco esto, porque muchos blogueros se quejan, y con razón, del tono en el que algunos autores se dirigen a ellos) si estarían interesados en recibir un ejemplar o de emprender alguna acción promocional en su blog.

Como veis, todo es más fácil de conseguir si descomponemos nuestro objetivo en pequeñas tareas.

En la próxima entrada hablaremos de cómo nos ayudarán las rutinas a realizar estas tareas.

Como siempre, ¡os invito a compartir esta serie de artículos en vuestras redes sociales preferidas!

Vamos, que ya queda menos para el final del viaje… 😀

Hasta ahora tenemos 3 Comentarios.

  1. Laura S.B. dice:

    Establecer ciertas metas es imprescindible para terminar un proyecto. Lo único que escapa al control del escritor son los plazos de agencias y editoriales, algunas tardan un año en contestar…

  2. Porfirio H.G. dice:

    Todo trabajo se hace en función del objetivo y la meta, escribir un libro (obviamente dependiendo del volumen) no necesariamente tiene que ser en un año.
    El que posee o tiene experiencia y domina su tema, además del público objetivo tiene definido el arte de escribir fluye por sí sola. Esto es con dedicación exclusiva.
    Hoy por la competencia todos quieren hacer ya, quieren trabajos para ayer, ni siquiera para hoy… los editoriales, por lo tanto tampoco pueden demorar un año más. Es cuestión de sondear. Creo agilizará más la plataforma virtual.
    Invertir un año, luego esperar un año para que dé fruto y eso tomando en cuenta que al día siguiente de la publicación no se va vender los libros, todo tiene su tiempo. No sería rentable, si se toma en cuenta que los únicos ingresos son por este asunto.

  3. Angel Gabriel. dice:

    Son interesantes esos consejos, son de tomarlos muy en cuenta. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡MIL GRACIAS!!!!!!!!!!

Leave a Reply