La técnica de los 5 porqués

Abel Amutxategi

Autor de 'Su muerte, gracias' (humor à la Terry Pratchett), ' La tienda del señor Li' (road movie surrealista) y 'Berbontzi' (literatura infantil en euskera). Fiel devoto de Io y Monesvol, mataría a su editor por un buen barco pirata.

Latest posts by Abel Amutxategi (see all)

No sé si a vosotros también os sucederá, pero a mí a veces me cuesta encontrar la raíz última que subyace bajo un problema. Eso me pasa porque no tomo la distancia suficiente respecto a ese problema, y trato de resolverlo “a la primera”.

La técnica de los 5 porqués fue desarrollada originalmente por Sakichi Toyoda, y se utilizó de forma intensiva para mejorar los sistemas de producción de la empresa Toyota.

A pesar de que este origen sea muy lejano al mundo de la literatura, creo que estos 5 porqués podrían ayudarnos a mejorar en cualquier aspecto… incluso en la calidad de nuestro trabajo literario.

Ya sabéis cuánto me gusta utilizar técnicas de una disciplina en otro lugar totalmente diferente 😀

El método es muy sencillo: basta con buscar cinco veces consecutivas la causa de un problema, ahondando cada vez más en esa misma causa.

5-porques-toyota

Pondremos un ejemplo para que se vea con mayor claridad:

Si el problema inicial fuera que mi coche ha dejado de arrancar, nos preguntaríamos…
¿Por qué no arranca? Porque se le ha agotado la batería.
¿Por qué se le ha agotado la batería? Porque el alternador no funciona.
¿Por qué no funciona el alternador? Porque se le ha roto la cinta.
¿Por qué se ha roto esa cinta? Porque no he cambiado el alternador una vez superado su tiempo útil de vida.
¿Por qué no fue reemplazado el alternador? Porque no estoy manteniendo el coche según las recomendaciones del fabricante.

Y ahora, un ejemplo literario:

Mi problema es que mi novela es demasiado monótona.
¿Por qué es demasiado monótona? Porque no hay cambios de ritmo.
¿Por qué no hay cambios de ritmo? Porque me he centrado sólo en la acción.
¿Por qué me he centrado sólo en la acción? Porque mis personajes no tienen conflictos internos.
¿Por qué no los tienen? Porque su personalidad es demasiado plana.
¿Por qué lo es? Porque no me he molestado en buscarles una vida interior.

Así, lo mejor que podríamos hacer para resolver este problema concreto, la monotonía de nuestra novela, sería el ahondar en la vida interior de nuestros personajes para buscarles una serie de conflictos internos que casen con la trama y que nos permitan apartarnos un poco de la acción principal después de un pico de tensión.

¿Os parece interesante usar este tipo de técnicas ajenas a la literatura?

Gracias por leer… 😉

Hasta ahora tenemos 17 Comentarios.

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: No sé si a vosotros también os sucederá, pero a mí a veces me cuesta encontrar la raíz última que subyace bajo un problema. Eso me pasa porque no tomo la distancia suficiente respecto a ese problema, y trato de resolver…

  2. Pao dice:

    ¡Gracias! Siempre deberíamos hacernos responsables al 100% de lo nos sucede, y está muy bien aplicarlo a la literatura :-). Gracias por compartir, saludos! Paola

  3. Carmen HL dice:

    Me ha resultado interesante, sencillo, útil y sorprendente pasar de los Toyota a la trama. Agradecida.

  4. Anónimo dice:

    No había pensado en que se pudiera utilizar alguna técnica. Al escribir y releer lo escrito, observo la acción. Si me parece que la he dejado muy sosa entonces trato de cambiar el ritmo. En el transcurso de la creación van surgiendo nuevos elementos, nuevas acciones que al principio no estaban contempladas. Trato de que mis personajes no sean constantes, es decir, que sus caracteres sean matices (los buenos no son perfectamente buenos, ni los malos sean perfectos malos) Así como en la realidad, todas los seres humanos nos movemos entre blanco y negro, pasando por grises. No existen 100% buenos o 100% malos. De acuerdo a las decisiones que toman en la obra, los personajes cambian sus destinos dentro de la obra. Claro que trato de no salirme exageradamente de la línea del plan que he trazado desde el comienzo.

  5. Anónimo dice:

    Si alguien más aquí escribe libros, y sean novatos como yo, me gustaría que pudiéramos tener algún tipo de comunicación. Me encantaría saber que clase de obras escriben. El género en el que he incursionado es el de ciencia ficción. Mi nombre es José Benhur Márquez S.

  6. Ana Sulmira Perez Perez dice:

    Esto me cayó como anillo al dedo. Gracias

  7. Ana Sulmira Perez Perez dice:

    Mi pregunta en el trabajo que estoy realizando es, ¿Por qué me estoy estancando en la narración si sé que sucede y sucederá. Pero al abordar el personaje, me molesta narrar con el omnisciente. Entonces comencé a escribir en primera persona y son cinco protagonistas. Eso me está dando lata. Pero me encanta lo que proponeis, seguro que profundizando más en los miedos y certezas de cada uno con respecto a los demás, la cosa puede ponerse interesantel Mi y mil gracias.

  8. El tema de los narradores es peliagudo a veces. Tener cinco voces narrando en primera persona puede dar resultados muy interesantes si lo permite la secuencia de los hechos.
    Gracias por pararte a comentar 😀

  9. catalina dice:

    Fuiste muy claro con el ejemplo y es algo q me sucede con frecuencia. Gracias! 😉

  10. Gustavus Adolf Romero dice:

    Hola de nuevo a todos!

    Me ha ocurrido algo curioso: llevo dias – convertidos en meses – ideando la trama de mi historia y siempre pensaba en las grandes acciones o en las escenas mas detonantes que nos dejen boquiabiertos, pero recorriendo el contenido de este articulo reflexione que esas grandes columnas que sostendran nuestra historia nacen de las profundidades mas dificiles de escarbar. En nuestra jerga literaria, “de los detalles insignificantes nacen las grandes cosas; de la letra mas pequena, nacen las historias mas robustas”.
    Exitos y muchas bendiciones!

  11. Ichi dice:

    Hola… Hace muy poco terminé una novela literaria juvenil. Resulta que la concluí dejando la posibilidad de continuarla en una segunda novela, donde el protagoinista fuera el mismo, pero… Ya estoy escribiendo esta segunda novela y se me hace difícil continuar con mi protagonista, aunque estoy aferrada a la idea de que él debe tener un espacio en esta parte. ?QUé creen?

  12. Meli dice:

    Hola. Como estan? Respondiendo oh mas bien , dandote una pequena idea cambia tu protagonista y veras que te sentiras muy satisfecha. . No te encierres ni te aferres confia en tu sexto sentido (intuicion) besos

  13. Ignacio dice:

    La filosofía Toyota ha sido implantado en diversos campos, debido a que fue un éxito en el sector de la automoción. No se me había ocurrido, pero está claro que esta técnica nos puede ayudar mucho a descubrir nuestros errores al escribir ya que te hace analizar a fondo lo que has escrito.

  14. Charo Bernal dice:

    Muy interesante esa cadena de preguntas. Lo tendré en cuenta cuando escriba y revise. En literatura hay que profundizar, llevas razón.

Leave a Reply