Seis sombreros para pensar

¿Te gusta escribir?

Suscríbete y recibirás UN correo semanal con todas las novedades del blog.

Además, como regalo de bienvenida, recibirás también un cupón de descuento del 50% en la novela 'Su muerte, gracias', una obra de humor de la que dicen cosas como éstas:

"Divertidísima, descacharrante, me ha encantado esta historia de fantasía humorística en la que todo es un disparate y, a pesar de ello, es lógico que sea así. Me ha hecho soltar la carcajada en varias ocasiones. Muy, muy recomendable."

"Una novela con un humor fino y ácido, con mucha ironía y con un estilo impecable."

¿Quieres aprovechar este regalo?

Abel Amutxategi

Autor de 'Su muerte, gracias' (humor à la Terry Pratchett), ' La tienda del señor Li' (road movie surrealista) y 'Berbontzi' (literatura infantil en euskera). Fiel devoto de Io y Monesvol, mataría a su editor por un buen barco pirata.

Seis sombreros para pensar‘ es el título en castellano de un libro publicado por Edward De Bono en el año 1985. De Bono es un psicólogo y escritor especializado en el tema del pensamiento lateral, y en este ‘Seis sombreros para pensar‘ propone una curiosa metodología aplicable a las discusiones, a la toma de decisiones en grupo… y que yo quiero aplicar a la escritura creativa.

Cada uno de estos seis sombreros tendrá un color diferente y estará asociado a un tipo de pensamiento diferente. La idea es que, cuando nos pongamos mentalmente cada uno de ellos, focalicemos nuestro pensamiento en la forma de ver el mundo asociada a dicho sombrero.

Los seis sombreros de los que habla De Bono son los siguientes:

1. Sombrero Blanco:

Es el que nos pondremos para describir los hechos de un modo objetivo, sin tomar partido por ninguna de las partes en conflicto.

2. Sombrero Rojo:

Con este sombrero deberemos dejar que sean nuestras emociones y nuestros sentimientos los que tomen protagonismo sin ejercer sobre ellos ningún tipo de censura.

3. Sombrero Negro:

Será el que nos pondremos para ser críticos en el peor sentido de la palabra. Con él nos esforzaremos por buscar todos los aspectos negativos de la situación que estamos y hacerlos salir a la luz. Es el sombrero del Juicio negativo.

4. Sombrero Amarillo:

Éste es el sombrero del juicio positivo. Cuando nos lo pongamos seremos críticos en el mejor sentido de la palabra, justo al revés de lo que sucedía con el sombrero negro. Cuando nos pongamos el sombrero amarillo trataremos de buscar y exponer los aspectos positivos del asunto que nos ocupa.

5. Sombrero Verde:

Con este sombrero llega la hora de la creatividad, de las opciones innovadoras y del pensamiento lateral. Dejemos que nuestra imaginación campe a sus anchas y descubramos todas las relaciones ocultas y aparentemente disparatadas que hay entre las cosas que nos rodean.

6. Sombrero Azul:

Es el que controla al resto de sombreros, midiendo el tiempo durante el que llevamos cada uno de ellos.

Como os decía al principio de la entrada, De Bono diseñó esta técnica para aplicarla al mundo de la empresa, pero yo quiero proponeros que la utilicéis como un modo de focalizar y pulir vuestra voz narrativa.

ejercicio aprender a escribir 6 sombreros para pensar

Ejercicio:

Pensad en una situación común. Tal vez un pequeño altercado en un autobús público entre dos pasajeros, nada del otro mundo.

Luego poneos el sombrero blanco y describid los hechos tal y como sucedieron. ¿Qué es lo que en realidad ha pasado en ese autobús?

Luego os pondréis el sombrero rojo y tomaréis el lugar de uno de los protagonistas del suceso, dejando que sean sus emociones las que se adueñen del relato y volviendo a contar la historia, esta vez de un modo totalmente subjetivo.

¿Cómo cambia la historia al cambiar de sombrero? Y sobre todo, ¿cómo cambia el modo en el que TÚ cuentas la historia? ¿Cómo ha afectado a las palabras que empleas y al modo en el que estructuras tus frases? ¿Y a la estructura general de la escena?

Id cambiando de sombreros para pulir el resto de tonos que pueden utilizarse a la hora de escribir y describir una escena, y descubriréis cómo vuestra voz va cambiando para adecuarse a cada uno de ellos.

Ahora sólo queda decidir cuál es el modo más adecuado de narrar la siguiente escena de vuestra novela y dar rienda suelta a esa voz que con tanto mimo habéis pulido a través de este ejercicio.

¿Quieres recibir más ejercicios para aprender a escribir? ¡Apúntate a nuestra Lista de Correo y los recibirás cómodamente en tu bandeja de entrada!

Gracias por leer…

Fotografía cortesía de elasticcamel

Hasta ahora tenemos 15 Comentarios.

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ‘Seis sombreros para pensar‘ es el título en castellano de un libro publicado por Edward De Bono en el año 1985. De Bono es un psicólogo y escritor especializado en el tema del pensamiento lateral, y en este ‘Seis so……

  2. si necesitan hacer todo esto antes de escribir dedíquense a otra cosa

  3. Magister dice:

    Ni caso a ese escritorzucho de tres al cuarto, Abel. Cualquiera puede ponerse detrás de su nombre un «escritor» y ya pretender serlo.

    Tu técnica es muy divertida, y seguro que a algún aprendiz le viene de perlas.

    ¡Un saludo!

  4. Carlos González dice:

    Es importante recordar que este Blog es para ayudar a aquellos que quieren iniciarse como escritores aficionados, por ello los ejercicios, por mas simples que parezcan, tienen un fin, AYUDAR.

  5. me parace que el primer intento de escribir, tendria que ser sin demasiadas normas, a lo que te pida el cuerpo, despues comparamos con los ejercicios
    de los seis sombreros, y empezamos a trabajar y corregir a partir de ahi…

    • Yo creo que uno llega a los ejercicios después de haber escrito durante mucho tiempo sin ellos. Lo primero uno escribe mucho sin preocuparse de nada más que escribir. Sólo se empieza a hacer ejercicios cuando uno quiere mejorar, o al menos tocar algún palo que no está entre los que le salen de un modo más natural… por eso me parecen interesantes,
      ¡Gracias por comentar!

  6. Hola, hice el ejercicio y hasta me hizo llorar la escena que describir, es una excelente manera de verme mi estilo como escritora y asi saber que es lo que tengo que pulir , muchas gracias.

  7. Sheii Laa dice:

    Hola, me llamo Sheila Miñarro y tengo 15 años, soy de Buenos Aires, Argentina y en las ultimas 5 horas estuve leyendo cosas de este Blog y me siento impresionada. Realicé el ejercicio, me resulto complicado por mi capacidad de escritura, pero hice lo mejor que puse, el sexto sombrero no lo entendí asique no lo hice. Me gustaría su opinión, es MUY IMPORTANTE para mi.
    Muchas gracias.

    Situación común: "Pelea por el asiento"
    Personajes: Anciana y mujer embarazada.
    Sobrero: "Blanco"

    El autobús, un lugar público donde se le da prioridad a los ancianos, mujeres embarazadas y personas discapacitadas.
    Marta, una vieja anciana de unos 60 años está a punto de tomar el único asiento libre pero alguien quiere ocupar su lugar; Tina una mujer embarazada aparentemente de unos 8 meses, tiene el mismo problema, quiere poder sentarse y la anciana no se lo permite.
    Se arma una pequeña discusión por quien ocupará el asiento libre. Marta reclama el asiento por su falta de equilibrio y Tina protesta porque no es fácil llevar una gran panza de 8 meses.Las dos creen tener prioridad por el asiento pero no se llega a un acuerdo hasta que Marta decide ceder.

    Situación común: "Pelea por el asiento"
    Personajes: "Anciana"
    Sombrero: "Rojo"

    Estoy en el autobús hace unos 30 minutos parada, mis pies empiezan a dolerme, con mis 60 años es difícil conseguir estar parada mas de 20 minutos sin tener ningún dolor muscular. Cuando por fin veo un asiento libre intento sentarme pero una mano no me lo permite, -¿¡Qué rayos!?-, no puedo ya sentir mis pies ¿Y ahora tengo que pelear por mi asiento?;La mujer esta embarazada, siento lástima, pero realmente no puedo aguantar más el dolor. ¿Porqué no puede otra persona darnos el asiento a una de nosotras?. Inicio mi protesta por el asiento, le explico a la señora que no me encuentro bien, que necesito sentarme, pero ella me da razones por lo cual necesita el asiento. Me siento ofendida, toda una vida luchando para seguir adelante, estoy recientemente viuda y por primera ves en meses decido volver a mi vida diaria ¿Y no puedo ocupar el maldito asiento de autobús para ir a visitar a mi difunto marido?, ¡Valla vida eh!. Con mucho dolor, decido que la mujer se siente, ya no me queda mucho tiempo y ella esta por traer una nueva vida al mundo, se lo merece. Vuelvo a ponerme en mi lugar y espero a la siguiente parada.

    Situación común: "Pelea por el asiento"
    Personajes: "Personas en el autobús"
    Sobrero: "Negro"

    ¡Que osadía!, dos personas con prioridad luchando por un asiento de autobús, cuando hay unos 30 asientos mas usados por personas en perfecto estado. Mientras una anciana lucha con su dolor muscular y una embarazada lucha contra su panza. Muchas horribles personas no pueden ofrecer su asiento. ¿Es tan necesario sentarse en ves de darle el lugar a una anciana o una embarazada?, ¡Que irresponsabilidad de la sociedad!, es una falta de respeto hacia estas personas con discapacidades. Tendría que haber una ley que exija la prioridad a ancianos, embarazadas y discapacitados …Oh esperen, si la hay y millones de personas rompen esta ley. Que disgusto habrán pasado estas dos señoras por culpa de gente tan irresponsable que no puede ceder su asiento.

    Situación común: "Pelea por el asiento"
    Personajes: "Anciana y Mujer embarazada"
    Sobrero "Amarillo"

    La anciana cedió su lugar e hizo que la mujer se sintiese mejor. Minutos más tarde se retiran varias personas y la anciana toma el asiento al lado de Tina, estas dos mujeres establecen una conversación y resulta que tienen parientes en el mismo estado. Las dos deciden juntarse unos de esos días para tomar un café y empezar una protesta por el prioridad de los asientos… Meses mas tarde, en los autobuses se instalaron 7 asientos para personas con prioridades.

    Situación común: "Pelea por el asiento"
    Personajes: "Personas del autobús"
    Sombrero: "Verde"

    Meses mas tarde de la instalación de los autobuses, Marta y Tina deciden hacer un viaje juntas para ver como marchan los nuevos asientos. Suben y se encuentran con personas utilizando esos asientos y precisamente no son personas con prioridad. Tina ya a tenido a su niña y la lleva en brazos, por humanidad, alguien tiene que ceder algún asiento o cederles los de prioridad. Un joven de unos 18 años se levanta con su amiga y les ceden el lugar; El chico se disculpa por usar los asientos y se dirige hacia atrás. Tina y Marta sonríen satisfechas por su trabajo, ¿Quién diría que podrían llegar a algo bueno después de todo?.

    • Gabriel dice:

      Hola Sheii Laa. Soy Gabriel, también de buenos aires. Recien ayer conocí este sitio. Tiene muchísimo material que la verdad, me viene al pelo.
      Leí lo que escribiste. Tengo 25 y no creo poder escribir como vos. Me pareció genial! y sos re joven. Seguí practicando por favor. Es un material que me gusto mucho. Desde mi punto de vista, te pusiste los sombreros de una forma estupenda. Jeje. Saludos!

  8. Marita dice:

    Hola hice el ejercicio y esta muy bueno.
    Me gustaría participar en próximas experiencias.

Leave a Reply